LIVE STREAMING
Cientos de libros fueron quemados en Chile y Argentina por ser considerados prohibidos. Foto: Pixabay
Cientos de libros fueron quemados en Chile y Argentina por ser considerados prohibidos. Foto: Pixabay

Así se salvaron los libros prohibidos de la dictadura

En Chile y Argentina, los ciudadanos pasaron por diversas situaciones para conservar muchos escritos de la persecución de la censura.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Messi y Argentina avanzan

Diciembre 01, 2022

El Tri eliminado

Diciembre 01, 2022

Avances en EE.UU.

Noviembre 30, 2022

Senegal se impone

Noviembre 29, 2022

Canelo contra Messi

Noviembre 29, 2022

Brasil en octavos de final

Noviembre 29, 2022

Mujeres en el fútbol

Noviembre 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Los golpes militares en Chile (1973) y Argentina (1976) sacudieron a América Latina. Implicaron la persecución a autores y obras que consideraban herramientas adoctrinadoras del comunismo.

Un especial de BBC Mundo narró algunas historias de las  estrategias de hombres y mujeres para conservar libros llenos de conocimiento en esta época tan difícil.

Salomón Guerchunoff es el personaje de la primera narración, quien cuenta a la BBC que su padre fue un reconocido militante del Partido Comunista en Córdoba, Argentina, por lo que contaba con una amplia biblioteca acorde a sus ideales.

"En años anteriores mi padre había repartido sus libros más incriminantes entre varios amigos para sortear los allanamientos que ya se producían regularmente. Pero cuando ocurrió el golpe se dio cuenta de la gravedad de lo que estaba pasando y dijo 'basta, voy a reunir mis libros para evitarles problemas a ellos'", contó Salomón.

Guerchunoff narra el miedo que sintió en esa época dentro de su país, pues los golpes de estado eran muy fuertes. 

Años después, en 2002, Salomón falleció y sus hermanas se encargaron de llevar la historia de su padre, quien había escondido sus libros más preciados entre las paredes de la casa. 

30 años después sacaron los libros de las paredes de su casa, con el recuerdo intacto de los ideales de su padre. 

"Estábamos aturdidos, no solo por el estado de los libros, sino por todo el peso emocional que tenían, porque los libros son parte de uno. Conservaban parte del olor que tenía la casa cuando vivíamos allí, así que más que pensar en los libros, comenzamos a rememorar todo lo que vivimos esos años", dijo Luis, hermano de Salomón, a la BBC. 

Como la historia de esta familia argentina, se relata también la aventura que vivió Luis Costa en Chile, quien tuvo que comerse 30 páginas de un libro donde estaba descrita la situación de la Secretaría General del MIR. Esto con el fin de ser fusilado por soldados del ejército. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link