LIVE STREAMING
Protesters on March 23 carried a number of signs slamming the city and SEPTA for closing Somerset station. Photo: Nigel Thompson/AL DÍA News.
Los manifestantes del 23 de marzo llevaban varias pancartas en las que criticaban a la ciudad y a la SEPTA por el cierre de la estación de Somerset. Foto: Nigel Thompson/AL DÍA News.

SEPTA reabrirá la estación de Somerset tras dos semanas de cierre con nuevas medidas de seguridad y alivio

El cierre fue recibido con una inmensa reacción por parte de los miembros de la comunidad.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Tras un aviso de sólo una semana a los residentes de los alrededores, la parada Somerset del metro Market-Frankford se cerró temporalmente para reparar dos ascensores inutilizados por la orina y las agujas.

Para muchos residentes de los barrios que rodean la estación, su cierre significó la culminación de décadas de desinversión por parte de la ciudad en la comunidad, y se manifestaron en la avenida Kensington el 23 de marzo para exigir medidas y soluciones.

Poco más de una semana después, la SEPTA anunció una fecha concreta de reapertura, el 5 de abril, dos semanas después del cierre de la estación de Somerset.

"Trabajando las 24 horas del día, los equipos han hecho enormes progresos en el mantenimiento y las reparaciones", dijo el director general de SEPTA, Leslie Richards, en un comunicado de prensa anunciando la reapertura.

Pero para la comunidad, no es tan sencillo como reabrir la estación para que vuelva a ser olvidada. 

Una de las principales reivindicaciones que se hicieron en la manifestación del 23 de marzo fue que la comunidad formara parte de la reapertura y que pudiera opinar sobre su seguridad y los recursos disponibles en el futuro.

Los ascensores aún no han sido reparados, pero la estación se reabre con una iluminación mejorada, nueva señalización, nueva pintura y después de una muy necesaria limpieza profunda, según Richards.

Los agentes de tránsito de la SEPTA también estarán asignados a la estación durante todo el día de servicio, y se instalará una nueva cabina de policía a nivel de calle. 

Los agentes presentes también trabajarán codo con codo con los especialistas en asistencia social para proporcionar apoyo con el asesoramiento sobre el abuso de sustancias y la salud conductual.

En la cercana estación de Allegheny se han aplicado medidas similares de limpieza, apoyo y seguridad, y la SEPTA dijo en su comunicado de prensa que espera hacer lo mismo en otras estaciones con problemas similares.

También se han añadido sesenta guardias de seguridad a la línea Market-Frankford en su conjunto.

Este artículo forma parte de Broke in Philly, un proyecto de colaboración informativa entre más de 20 organizaciones de noticias centrado en la movilidad económica en Filadelfia. Lea todos nuestros reportajes en brokeinphilly.org.

00:00 / 00:00
Ads destiny link