LIVE STREAMING
El independentista boricua Oscar López Rivera habla hoy, jueves 8 de junio de 2017, durante un homenaje en su honor, en el Hostos Community College de Nueva York (EE.UU.). López Rivera llegó hoy a Nueva York para su primer evento público, previo a asistir al desfile puertorriqueño del domingo, que este año está rodeado de una fuerte controversia. EFE/Miguel Rajmil
El independentista boricua Oscar López Rivera habla hoy, jueves 8 de junio de 2017, durante un homenaje en su honor, en el Hostos Community College de Nueva York (EE.UU.). López Rivera llegó hoy a Nueva York para su primer evento público, previo a…

Oscar López Rivera llegó a Nueva York en medio de la polémica

El independentista Oscar López Rivera fue recibido este jueves por un grupo de seguidores en su primera visita a Nueva York, tras la polémica que le mantiene…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Protección Temporal

Septiembre 22, 2023

Buenas noticias empresarios

Septiembre 05, 2023

Adiós a un 'problem solver'

Septiembre 03, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El líder independentista puertorriqueño Óscar López Rivera ya se encuentra en Nueva York. A pocos días de que se celebre el tradicional Desfile Puertorriqueño, el líder boricua asistirá a la fiesta ya no como un invitado de honor sino como un ciudadano común y corriente.

Este jueves, López Rivera le concedió una entrevista al programa de periodismo independiente Democracy Now, en la que hizo un recuento de su vida y explicó por qué cree que el plebiscito por el estatus político de Puerto Rico es un acto más de control colonialista que no solucionará los problemas que enfrenta la isla.

“Puerto Rico definitivamente no se va a convertir en una estado más de EEUU. Solo un partido político participará en este plebiscito, el resto de Puerto Rico lo saboteará. Los 10 millones de dólares que se van a gastar en el plebiscito podrían usarse para el sistema educativo; 169 escuelas públicas serán cerradas, por qué no usar ese dinero para ayudar a esas escuelas”, señaló el independentista.

López Rivera, quien el pasado 17 de mayo recuperó su libertad luego de pasar 35 años en prisión, aseguró que el estado libre asociado no solo enfrenta una de las peores crisis económicas de su historia, también carece de las condiciones para superarla.

“Puerto Rico no puede pagar la deuda, a no ser que le saque el dinero del bolsillo a cada trabajador puertorriqueño. Primero que todo, la Junta de Control Fiscal ya ha gastado una gran cantidad de dinero sin haber brindado una solución para su problema económico. Lo que ha hecho (hasta ahora) es desfinanciar programas (sociales) como la Universidad de Puerto Rico, el sistema de educación pública y las pensiones de los trabajadores”.

El independentista reflexionó sobre la situación actual de la isla destacando que su estado colonial ha impedido su desarrollo económico. “A parte de eso, tenemos un gobierno colonial que no tiene manera de ofrecerle incentivos a los puertorriqueños, pero sí a los inversionistas extranjeros que invierten allí y luego la plata no se queda en Puerto Rico”.  

Preguntado sobre la narrativa que algunos medios de comunicación y sectores sociales han utilizado para calificarlo como terrorista, López Rivera insistió en que nunca participó en acciones en contra de la vida de nadie y recordó que el criminal en todo caso es el sistema colonialista que reina en Puerto Rico. 

“Hay una narrativa de la que nunca se habla, el colonialismo es un crimen de lesa humanidad y cuando un puertorriqueño tolera el colonialismo, pues está tolerando un crimen. Puerto Rico tiene derecho a su independencia. En el marco de leyes internacionales, los puertorriqueños pueden aspirar a su independencia a través de cualquier medio, incluso el uso de la fuerza. Claro está, yo no apoyo esa opción”, aseguró.

López Rivera llegó a Nueva York este 8 de junio, fecha que marca la primera visita del líder boricua a la Gran Mazana desde que fue amnistiado por el expresidente Barack Obama.

Recibido como héroe nacional

"Se siente, se siente, Oscar está presente" se escuchó varias veces por el público que abarrotó el teatro del colegio universitario Hostos en El Bronx, donde se le dio la bienvenida con un evento cultural.

López Rivera, que cumplió 35 años de prisión por sedición y otros cargos relacionados con sus vínculos con el grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), subió al escenario entre vítores y un prolongado aplauso de un público predominantemente puertorriqueño.

El puertorriqueño, de 74 años, agradeció a la directiva del desfile por afrontar la controversia -en la que medios de comunicación le han señalado como terrorista- y no permitir que corporaciones dictaran lo que tenían que hacer.

"Es el derecho de la comunidad de decidir lo que quiere hacer con el desfile", indicó recibiendo como respuesta un gran aplauso del público para agregar que "debemos hacer lo que nuestra conciencia, corazón, voluntad, mente y espíritu nos diga que debemos hacer".

La decisión de la directiva del desfile de rendirle tributo provocó que varias corporaciones retiraran su patrocinio y que un grupo de policías latinos decidiera no participar del multitudinario evento. La misma decisión tomó su jefe, James O'Neill, el gobernador Andrew Cuomo y otros políticos.

El controvertido homenaje llevó a López Rivera a ser además blanco de ataques de medios de comunicación que se han referido al puertorriqueño como terrorista y han recordado sus vínculos con las FALN, a la que se atribuyen al menos un centenar de atentados en este país, en los que murieron cinco personas y dejaron varios heridos, el principal de ellos en una taberna en Nueva York 1975.

López Rivera hace una semana rechazó el homenaje pero afirmó que marchará como cualquier otro puertorriqueño en el desfile del próximo 11 de junio.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link