LIVE STREAMING
Foto: Caroline Brehman/CQ-Roll Call, Inc vía Getty Images
El congresista Raúl Grijalva lidera la lucha para proteger las tierras sagradas de los apaches en Arizona. Foto: Caroline Brehman/CQ-Roll Call, Inc vía Getty Images

El diputado Raúl Grijalva defiende las tierras sagradas de los apaches de las empresas mineras con un nuevo proyecto de ley

La ley Save Oak Flat se presentó el 15 de marzo y protegerá permanentemente esta región montañosa de Arizona de los proyectos mineros.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

¿Duke para el Consejo?

Diciembre 08, 2022

Joven alcalde Smith

Diciembre 08, 2022

Promoción de Mia Perez

Diciembre 08, 2022

Una muñeca rusa latina

Diciembre 08, 2022

Conoce a Ginger Sykes Torres

Diciembre 06, 2022

Nuevo ala del USDA en PR

Diciembre 06, 2022

Una helada en Georgia

Diciembre 05, 2022

Cochise certifica

Diciembre 05, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Oak Flat o Chi'chil Bildagotee, la parcela montañosa de Arizona, va camino de la destrucción, pero los nativos americanos que habitan la tierra circundante están luchando. 

Para la tribu apache de San Carlos, Oak Flat es un terreno sagrado y se ha utilizado durante siglos para celebrar ceremonias religiosas y comunicarse con el Creador. 

Su reserva está en las afueras del Bosque Nacional de Tonto, que lleva el nombre del grupo de apaches de Tonto que vivía en la zona hasta que el ejército estadounidense los expulsó por la fuerza en la década de 1870. 

La zona de Oak Flat se considera tierra sagrada desde hace miles de años. Los apaches acuden allí para rezar, buscar la limpieza personal y celebrar ceremonias ancestrales. 

Pero la zona ha sido durante mucho tiempo codiciada por las empresas mineras, porque bajo su superficie se encuentra uno de los mayores yacimientos de cobre del mundo. 

Está previsto que el terreno se transfiera a Resolution Copper, una empresa controlada por dos gigantes mineros extranjeros, y se convierta en una de las mayores minas de cobre del país. 

La transferencia se puso en marcha a través de una disposición de última hora deslizada en un proyecto de ley de defensa de 2014 por los senadores republicanos John McCain y Jeff Flake. John McCain y Jeff Flake.

Guerra Santa 

Para esta tribu, la lucha por proteger Oak Flat no es sólo una batalla económica o legal. El Dr. Wendsler Nosie Sr., ex presidente y concejal de la tribu apache de San Carlos, se refiere a ella como una "guerra santa".

El abogado Luke W. Goodrich, que representa a Apache Stronghold en su batalla legal para proteger el lugar, dijo que muchos han comparado el terreno con el Monte Sinaí para los judíos. 

"Es como un canal central entre el creador y los apaches, y hay muchas prácticas religiosas que deben tener lugar en Oak Flat", dijo Goodrich

Desde 1955, Oak Flat está protegido por la ley federal, cuando el presidente Dwight D. Eisenhower prohibió la minería en la zona. El presidente Richard Nixon renovó la prohibición en 1971, pero añadió una laguna legal que permitía explotar la zona si se comercializaba con intereses privados. 

McCain, fallecido en 2018, promovió el proyecto en un artículo de opinión de 2014, en el que afirmaba que la mina generaría puestos de trabajo e impulsaría la economía local y que la tierra permanecería abierta a los miembros de la tribu y a otras personas hasta que la empresa echara a andar. 

Naelyn Pike, nieta de Nosie, testificó ante el Congreso en oposición al acuerdo cuando solo tenía 13 años. 

"Nos están quitando nuestra identidad cultural. Ningún árbol puede vivir sin sus raíces, y nosotros somos ese árbol", dijo Pike, que ahora tiene 21 años, a NBC News.

Un feroz enfrentamiento legal

El grupo Apache Stronghold argumentó en su demanda que la destrucción prevista de Oak Flat violaría la protección de la libertad religiosa. También afirmaba que un tratado de 1852 entre los apaches del oeste y los Estados Unidos les otorga los derechos sobre el lugar. 

"La parcela de Oak Flat del proyecto propuesto de la mina de cobre Resolution está situada justo en medio de las tierras del tratado de 1852 de los apaches occidentales", dice la demanda. 

Pero este intento no tuvo éxito. Los abogados del gobierno argumentaron que el grupo no puede hacer valer los derechos de propiedad de la tierra porque no son una tribu reconocida por el gobierno federal. 

Los abogados, que representan al Servicio Forestal de EE.UU., también dijeron que los apaches no se enfrentaban a ningún daño inmediato con la transferencia de las tierras y que no habían demostrado una "carga sustancial" en su ejercicio religioso. 

Los políticos se solidarizan

El mes pasado, el representante de Arizona Raúl Grijalva escribió una carta a la Casa Blanca y a los secretarios de Interior y Agricultura, en la que pedía a las agencias que aplicaran las recientes directivas políticas a todas las revisiones y decisiones federales en curso sobre la mina Resolution Copper.

El martes 15 de marzo, Grijalva presentó la ley Save Oak Flat, para proteger permanentemente la zona de Oak Flat del Bosque Nacional de Tonto de las propuestas de minería destructiva. 

"Los apaches de San Carlos nunca pidieron que esta tierra se convirtiera en una cuestión política, pero esta no es una lucha que vayamos a perder. Trabajaré para sacar adelante este proyecto de ley, esta tierra va a ser protegida, y vamos a establecer que no se puede presionar a las comunidades nativas americanas sólo porque se puede obtener un beneficio", dijo Grijalva.

El senador Bernie Sanders, autor del proyecto de ley complementario del Senado, dijo en un comunicado que "debemos defender a los cientos de miles de estadounidenses que se oponen a este regalo de nuestros recursos naturales a las corporaciones extranjeras".

"No voy a ninguna parte"

A mediados de febrero, 100 miembros de la tribu se reunieron en el lugar para celebrar la mayoría de edad de las niñas apaches.

Esta ceremonia del amanecer, de cuatro días de duración, celebra la transición de niña a mujer en la fe apache, y es un triunfo de resistencia con varias horas de danza y oración cada día.

En la mañana del último día, la niña se dirige a los manantiales espirituales, donde se lava la arcilla de su cuerpo, representando su renacimiento como mujer.

"Esa ceremonia le allana la vida. Y si se destruye, esa parte principal de su vida se va a destruir", dijo Vanessa Nosie, hija de Wendsler Nosie, a NBC News. 

Wendsler dijo que está dispuesto a morir para proteger la tierra que su pueblo considera sagrada. 

"No voy a ir a ninguna parte", dijo.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link