LIVE STREAMING
Sam Oropeza
Sam Oropeza es el único republicano que opta a un escaño por acumulación en el Ayuntamiento de Filadelfia en 2023 sin el respaldo de su partido. Foto: Carlos Nogueras/AL DÍA News.

Sam Oropeza no tiene tiempo para partidismos en su candidatura al Ayuntamiento de Filadelfia en 2023

Oropeza, republicano, aspira a un escaño en el Ayuntamiento y quiere aportar una cara nueva y energía al órgano legislativo.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Lebanon recauda fondos

Junio 09, 2023

Todo sigue igual

Junio 08, 2023

'Somos 26'

Mayo 19, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando se piensa en el atolladero que es la política de partidos en Filadelfia, Sam Oropeza tiene mejores cosas de qué preocuparse. 

Es uno de los tres republicanos que aspiran a un escaño en el Ayuntamiento en 2023, pero el único que no ha recibido el apoyo del Partido Republicano de la ciudad en este ciclo electoral.

"No lo pedimos", dijo Oropeza a AL DÍA en una entrevista reciente sobre su campaña. "Quedó muy claro en las últimas elecciones que nuestros valores no coincidían".

Para Oropeza, esos valores están arraigados en la comunidad de Kensington, a la que más representa en su campaña. Ha sido su casa durante los últimos cinco años, donde ha operado como agente de bienes raíces. 

Su oficina está a una cuadra de la avenida Kensington en Venango, y también ha construido una reputación como un líder de la comunidad - detrás de más de unos pocos esfuerzos de limpieza en el barrio de los alrededores y como mentor de los niños jóvenes que quieren entrar en los deportes de lucha.

Los problemas que Oropeza dice ver a diario en Kensington tampoco son de los que se etiquetan como demócratas o republicanos.

"Son problemas de la gente", dijo. "Estoy aquí para hacer el trabajo que hay que hacer aquí en Filadelfia".

Es esa misión la que anima a Oropeza en su carrera, y habla con confianza de sus perspectivas en la carrera de 2023. También sabe un par de cosas sobre cómo superar la adversidad con la espalda contra la pared.

Una infancia "normal

Oropeza nació y creció en Briarcliffe, Pensilvania, una comunidad del municipio de Darby, justo al oeste de Filadelfia, en el condado de Delaware. Era el menor de seis hermanos, tres mayores y dos hermanas.

"Así que me pegaban todo el tiempo", dice Oropeza, señalando que lo peor venía de su hermana Francis, que era sólo dos años mayor que él.

A todos los efectos, Oropeza dijo que tuvo una infancia "normal", yendo a la escuela católica hasta la escuela secundaria - Escuela Parroquial de San José en Collingdale antes de asistir y graduarse de Monseñor Bonner. Su energía "hiperactiva" la empleaba a menudo practicando varios deportes, incluida la lucha libre.

Sam Oropeza
Oropeza es natural de Darby Township y es el menor de seis hermanos. Foto: Carlos Nogueras/AL DÍA News.

Pero a lo largo de ese temprano viaje, la tragedia golpeó la vida de Oropeza, ya que su padre falleció cuando él tenía sólo 10 años a causa de una insuficiencia hepática y renal.

"Fue entonces cuando aprendí mucho sobre la vida y la realidad", afirma Oropeza. "Mi vida cambió para siempre en ese momento".

En ese momento no se dio cuenta de los efectos a largo plazo, pero es algo con lo que ha luchado la mayor parte de su vida.

"Si no te tomas tiempo para curarte y reflexionar sobre ti mismo, eso puede dañar y controlar tu vida", afirma Oropeza. "Puede cerrarte un lado del mundo que nunca verás o que nunca sabrás que está ahí fuera".

Lecciones de la lucha

Ese otro lado del mundo Oropeza lo encontraría en el Upper Darby Boxing Gym. Invitado a ir a los 10 años por uno de los novios de su hermana, poco después de la muerte de su padre, aún recuerda la primera vez que entró en el gimnasio. Le asombraron las sesiones de sparring y de saco que presenció, pero lo que más le llamó la atención fue el olor, una combinación de cuero y sudor única de los gimnasios de lucha.

"Huele fatal, pero para mí es el olor más dulce que he olido en toda mi vida", dice Oropeza.

También estaba asustado, pero el miedo es lo que alimentó su futura carrera de luchador.

"La idea que tenía en la cabeza era que si me convertía en boxeador, no tendría miedo", afirma Oropeza.

La lucha le enseñó una serie de cosas que Oropeza aún conserva. En primer lugar, le convirtió en una persona orientada a objetivos.

"Tienes que saber adónde quieres llegar", dice, y cita la UFC como su objetivo final cuando empezó su carrera. No lo consiguió, pero acumuló un récord profesional de 13 victorias y tres derrotas y estuvo en promociones competidoras como StrikeForce y Bellator.

En segundo lugar, le enseñó a controlar sus emociones, algo que admite tener que utilizar con regularidad en la campaña electoral de 2023.

En tercer lugar, y lo más importante para un joven Oropeza, por fin le dio algunos modelos masculinos positivos a los que admirar y emular.

"Buscaba a alguien a quien admirar. Alguien a quien pudiera seguir sus pasos", dijo.

Oropeza dijo que quiere ser lo mismo para los jóvenes de Kensington y Filadelfia en el Ayuntamiento.

Encontrar Kensington

Como boxeador, Oropeza también conoció los distintos barrios de Filadelfia yendo a gimnasios, pero encontró Kensington cuando empezó a trabajar en el sector inmobiliario.

Fuera del cuadrilátero, se puso varios sombreros para llegar a fin de mes. Primero se licenció en tecnología de centrales eléctricas en el Williamson College of the Trades de Media y empezó a trabajar en almacenes y plantas de la región de Filadelfia. Cuando eso se hizo viejo, Oropeza encontró un empleo en la empresa inmobiliaria Rittenhouse Realty Advisors (ahora Global Real Estate Advisors), y se le asignó un territorio que incluía Kensington, Harrowgate y todo el camino hasta Trenton, Nueva Jersey. 

Oropeza se dedicó a las adquisiciones, y la zona de Kensington ofrecía muchas oportunidades para reconvertir los numerosos molinos y fábricas antiguos que daban trabajo a cientos de personas en los barrios circundantes. No sólo le inspiró la restauración, sino también los miembros de la comunidad que conoció en el proceso y cómo trabajaban juntos.

"Creo en ese barrio", afirma Oropeza. "Es algo en lo que quería implicarme".

Sam Oropeza
Oropeza conoció realmente Kensington cuando su carrera inmobiliaria lo convirtió en parte de su territorio. Foto: Carlos Nogueras/AL DÍA News.

Su trabajo sobre el terreno comenzó un año después de la pandemia de COVID-19. Con los cierres aún generalizados, Oropeza dijo que vio a Kensington "volverse más loco". 

"Me molestó hasta la médula", dijo sobre los individuos que vio aprovecharse de la situación para causar más estragos en la comunidad.

Uno de los problemas que se amplificaron -y sigue siendo un problema- fueron los vertidos ilegales. Para combatirlo, Oropeza creó Rescuing Streets through Clean Ups, un colectivo de residentes de Port Richmond, Harrowgate, Kensington y Juniata para limpiar bloques y otros vertederos frecuentes en los alrededores.

"Lo disfruté", dijo Oropeza, que también conoció a otros miembros de la comunidad con ideas afines en el proceso. "Nuestra ciudad necesita mucha ayuda con la limpieza".

El trabajo comunitario de Oropeza también está relacionado con su pasado como boxeador, y sigue acogiendo a jóvenes de la comunidad en sesiones de entrenamiento en el gimnasio Front Street los domingos por la mañana. Se llaman acertadamente Sunday Scrappers.

"¿Por qué no yo?"

Su defensa de la comunidad alcanzó otro nivel el año pasado, cuando se presentó por primera vez a las elecciones.

"Si nos fijamos en lo que es un cargo electo, es un servidor público. Y no veo que se preste mucho servicio a la gente", dice Oropeza. "¿Por qué yo no?"

Oropeza se presentó a las elecciones especiales como candidato republicano para sustituir al senador estatal John Sabatina Jr. que renunció a su cargo para ocupar un puesto en el Tribunal de Apelaciones de Filadelfia. 

Oropeza perdió frente a su oponente demócrata Jimmy Dillon en una campaña corta, de tres meses, que sirvió también como curso intensivo de política en Filadelfia. Algunos aspectos eran totalmente nuevos, mientras que otros se remontaban a su época de luchador y agente inmobiliario.

En cuanto a lo nuevo, conoció de cerca la maquinaria política demócrata de la ciudad, que recaudó más de 800.000 dólares para derrotarle en las elecciones especiales.

Lo familiar vino en forma de supuestos amigos y simpatizantes que estaban allí un día dándole bombo, pero que no aparecieron cuando se trataba de votar.

"Es un negocio sucio", reflexiona Oropeza.

Pero ambas experiencias no mermaron su ánimo a la hora de decidir presentarse como candidato a un escaño por acumulación en 2023, que también ha recibido el respaldo del concejal republicano por acumulación David Oh, que previsiblemente se presentará a la alcaldía este año. Oropeza también cree que si puede reunirse con suficientes habitantes de Filadelfia en toda la ciudad, le darán una oportunidad. 

"Si llamas a su puerta, si les miras a los ojos, si eres sincero y auténtico con ellos y realmente sientes lo que tienes que decir, te darán una oportunidad", dijo.

El lema de su campaña esta vez es "cada barrio, cada manzana".

Un plan de reducción de la delincuencia

En cuanto a los problemas, Oropeza tiene la seguridad pública a la cabeza de su lista, afirmando que la crisis de violencia armada de los dos últimos años está "destruyendo Filadelfia".

Para encontrar soluciones, Oropeza ha creado un plan de reducción de la delincuencia en el que han participado tanto expertos en aplicación de la ley como antiguos reclusos.

"Consigo ver una perspectiva desde ambos lados", dijo Oropeza sobre el proceso de pensamiento a la hora de desarrollar el plan.

En primer lugar, quiere declarar el estado de emergencia por la violencia con armas de fuego para conseguir los recursos que tanto necesita la ciudad de fuentes externas. Oropeza cree que no hay una solución rápida a la crisis, pero el estado de emergencia es un comienzo.

"¿En qué momento vamos a decir que necesitamos ayuda?", dijo.

En segundo lugar, Oropeza hizo hincapié en una estrategia policial que se centrara en políticas que "funcionaran" y no estuvieran "sin probar". Su ejemplo de esto último fue la reciente Ley de Igualdad de Conducción de la ciudad, que Oropeza dijo que es una de las razones de las cifras récord de atropellos con fuga de la ciudad del año pasado. 

En cuanto a las políticas que dijo que funcionaban, Oropeza citó como estrategia la "policía de punto", que se centra en las zonas calientes de la ciudad para una presencia policial. En 2019, la ciudad anunció una iniciativa similar llamada Operación Pinpoint, que fue entonces en respuesta a la tasa de homicidios más alta de los últimos 10 años en ese entonces, de 353. 2019 terminó con el mismo número de homicidios, y lo que siguió en los tres años de COVID-19 desde entonces fueron cifras récord para la ciudad y más de 500 homicidios en 2021 y 2022.

La otra política que Oropeza mencionó a AL DÍA apunta a quienes cometen los delitos violentos en los barrios y los elimina. 

"Tenemos que sacar a los delincuentes que causan daño de las calles para que ya no puedan hacernos daño", dijo.

Sam Oropeza
Oropeza tiene un plan de cinco puntos para reducir la violencia en la ciudad y es una parte importante de su campaña. Foto: Carlos Nogueras/AL DÍA News.

El tercer pilar de su plan de reducción de la delincuencia abordaría el problema de los vertidos ilegales y redoblaría los esfuerzos para detener y perseguir a quienes los cometan.

"Un barrio limpio es un barrio seguro", dijo Oropeza.

La cuarta parte llevaría a cabo una auditoría del reciente presupuesto antiviolencia del Ayuntamiento, de 208 millones de dólares. La idea detrás de la auditoría sería asegurarse de que los fondos van a las orgs correctas y potencialmente ampliarlo a más hacer el trabajo contra la violencia armada en la ciudad.

La quinta y última parte del plan de reducción de la delincuencia de Oropeza consistiría en destinar fondos a los programas Stop the Bleed, que ofrecen formación en primeros auxilios y distribuyen torniquetes para su uso en víctimas potenciales de la violencia armada. Oropeza lo concibe como un programa para toda la ciudad. 

"Impedir que alguien se desangre le salvará la vida", afirmó.

Opiáceos, educación y responsabilidad

En lo que respecta a la crisis de los opiáceos, Oropeza se opone a los puntos de inyección seguros y afirma que no reducen el número total de sobredosis a pesar de salvar las vidas de quienes los utilizan.

Sin embargo, se mostró dispuesto a cambiar ese punto de vista si la mayoría de los residentes se lo hacen saber.

"Estoy aquí para servir a la gente de Filadelfia", dijo Oropeza, "pero ahora mismo no oigo eso".

Las otras dos partes de su campaña se centran en ofrecer una educación de calidad y aumentar la responsabilidad del gobierno municipal.

En cuanto a la educación, Oropeza se centra en proporcionar un entorno seguro para que los niños aprendan y los profesores enseñen, y está a favor de dar a los padres más opciones a la hora de elegir dónde van sus hijos a la escuela y quién forma parte del consejo escolar. Estructuralmente, sugirió dividir el Distrito Escolar de Filadelfia en distritos más pequeños para que el número de niños sea más manejable. En el año escolar 2021-22, había aproximadamente 196,000 estudiantes en el distrito escolar de Filadelfia.

"¿Cómo supervisas eso realmente?" dijo Oropeza.

Cuando se trata de rendir cuentas, Oropeza dijo que quiere hacer un mejor trabajo que sus predecesores para que los residentes sepan lo que implica su trabajo como concejal general. 

"Quiero pasar el menor tiempo posible en el Ayuntamiento", dijo.

En su lugar, quiere estar en comunidades como Kensington, donde puede estar presente con los residentes.

"Necesitamos juventud y energía", dijo Oropeza. "Necesitamos trabajar juntos".

Las primarias republicanas en Filadelfia son el 16 de mayo de 2023. Las elecciones generales son el 7 de noviembre de 2023.

 

Every Voice, Every Vote Logo

Este contenido forma parte de Cada voz, cada voto, un proyecto de colaboración gestionado por el Instituto Lenfest de Periodismo. El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación William Penn y la financiación adicional del Instituto Lenfest, Peter y Judy Leone, la Fundación John S. y James L. Knight, Harriet y Larry Weiss y la Fundación Wyncote, entre otros. Para obtener más información sobre el proyecto y consultar la lista completa de colaboradores, visite www.every voice-every vote.org. El contenido editorial se crea independientemente de los donantes del proyecto.

00:00 / 00:00
Ads destiny link