LIVE STREAMING
Woman jumps holding an umbrella next to a big yellow wall.
¿Es necesario tener dinero para ser felices? Foto: Pixabay.

El estudio más largo de la historia revela si el dinero da la felicidad o no

La Universidad de Harvard estudió el tema durante 85 años.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

50 años de defensa

Noviembre 08, 2023

Ayudando a las comunidades

Septiembre 29, 2023

Buscando hogares para todos

Septiembre 28, 2023

Reunión de líderes hispanos

Septiembre 28, 2023

L'ATTITUDE está en marcha

Septiembre 27, 2023

Líderes de la economía en EU

Septiembre 27, 2023

Elevando negocios diversos

Septiembre 26, 2023

Anuncio de la SBA

Septiembre 20, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Robert Waldinger y Marc Schulz, autores de “La buena vida”, el libro basado en las conclusiones del ‘Harvard Study of Adult Developlment’ (Estudio sobre el desarrollo de los adultos), dieron respuesta a una de las preguntas más importantes de la era moderna.

El dinero no compra la felicidad, es lo que concluyeron Waldinger y Schulz luego de revisar los datos de un estudio que inició en 1938 y que realizó un seguimiento a tres generaciones para intentar encontrar qué es lo que realmente le permite a las personas tener una vida satisfactoria. 

El Dinero no es Todo

Aunque los autores señalan que evidentemente el dinero es una parte fundamental de la vida cotidiana, luego de su análisis pueden indicar que luego de alcanzar cierto nivel de ingresos, el nivel de satisfacción de las personas se reduce, al tiempo que lo que realmente los hace felices se encuentra en algo sobre lo que muchas veces no son conscientes. 

“Hay un estudio muy conocido que indica que el bienestar emocional aumenta con los ingresos. Sin embargo, a medida que crecen los ingresos de una persona, su bienestar aumenta a un ritmo cada vez más lento. Y, cuando sus ganancias superan los US$75.000 al año, el bienestar deja de aumentar por completo, o sea, se estanca”, le señaló Schulz a Reuters.

A lo que se refiere, es a que más allá de cubrir las necesidades básicas y ayudar a mantener a las familias, no existe una correlación entre riqueza y felicidad, ya que el dinero no debe ser considerado como el objetivo final, sino como un medio para alcanzar y realizar lo que les apasiona. 

Schulz, que también es profesor de psicología en el Bryn Mawr College de Pensilvania, también dijo: “El dinero no puede comprarnos la felicidad, pero es una herramienta que puede darnos seguridad y una sensación de control sobre la vida. Al fin y al cabo, la vida gira en torno a nuestras relaciones con los demás. Son nuestras relaciones las que nos mantienen felices”.

Hallazgos Clave

Estas son algunas de las conclusiones destacadas en el estudio más largo del mundo sobre la felicidad:

1.  Éxito Profesional   De acuerdo con el estudio, la muestra de participantes con trabajos más prestigiosos y más dinero no eran más felices en sus vidas.

“La idea de que nos sentiremos satisfechos persiguiendo un logro orientado al dinero –como un ascenso o simplemente generar más ingresos– empuja la felicidad hacia el futuro y siempre fuera de nuestro alcance. El problema de ese enfoque es que la vida pasa de largo”, advirtió Schulz.

El estudio también recomienda valorar las pequeñas interacciones diarias con la gente que los rodea en la oficina, ya que son muy importantes para fortalecer los sentimientos de bienestar.

2.  La Jubilación como Factor Clave

Destacando cómo el retiro profesional representa un riesgo para la autoestima y para el proyecto de vida, el estudio recomienda a los profesionales a mitad de carrera prever ese cambio y empezar a construir una vida fuera de la oficina, participando en nuevas actividades o recuperando viejos intereses.

“Las personas a las que les ha ido mejor en la jubilación son las que piensan en sus conexiones sociales y reconstruyen sus redes fuera del trabajo”, agregó Schulz.

La Mala Costumbre de Acumular

Valorar más las experiencias que acumular cosas, recomienda el estudio.

“En lugar de comprar una casa más grande o un coche más bonito, si utilizas tu dinero para compartir experiencias con los demás, ese dinero te reportará más felicidad. Ése es el tipo de actividades que nos permiten conectar”, subraya Schulz.

Los autores también sugieren adelantar un miniestudio de Harvard sobre sí mismos, el cual se lleva a cabo mediante una revisión ocasional de los encuestados (724 participantes originales, algunos de los cuales siguen vivos, y 1.300 descendientes) para que reflexionen y se autoevalúen. 

Se les pregunta: “¿Son felices?, ¿están donde quieren estar?, ¿hay aspectos en los que se están quedando cortos?”

“Puedes ganar mucho si te examinas a ti mismo y averiguas si estás haciendo lo que es realmente importante para ti”, finaliza Schulz.

00:00 / 00:00
Ads destiny link