LIVE STREAMING
Jenée Chizick-Agüero, una mujer vestida con una chaqueta de abrigo blanca. Ella está apoyada en su mano, mirando al espectador. Ella esta sonriendo.
Crédito de la foto: Germán Vázquez

Jenée Chizick-Agüero: Conectando culturas a través de la narración

¿Qué hace falta para ir más allá con una publicación bilingüe para estudiantes? Jenée Chizick-Agüero habla del tema.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Liderando con ejemplo

Junio 21, 2023

James Beard Latinas

Junio 08, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Para quienes aspiran a entrar en el campo literario es imprescindible tener obras publicadas. Pero es difícil publicar, a menos que ya se esté trabajando en este campo.

Sin embargo, para los estudiantes, las oportunidades de exposición, exploración y autoexpresión están a su disposición para dar sus primeros pasos, y con un mentor que los guíe. 

Jenée Chizick-Agüero es la fundadora y mentora principal de Motivos, la revista bilingüe (en inglés y en español) más grande del país, que publica artículos escritos por estudiantes.

A lo largo de su carrera, ha viajado por todo el mundo, ha aprendido varios idiomas y ha proporcionado a los estudiantes experiencias que les han cambiado la vida. Dirige Motivos desde el 2006.

La revista tiene cuatro secciones: ‘Cultural expressions’, que explora y eleva la cultura, el idioma y la etnia; ‘La vida’, con temas importantes de la vida; ‘College Prep’, con información sobre recursos para los estudiantes, como becas y consejos, y ‘Exploración de carreras’, a través de la cual los profesionales pueden proporcionar información sobre su trabajo.

La creación de una revista bilingüe ha aportado múltiples beneficios a los 90.000 lectores de Chizick-Agüero. Uno de las más importantes es que, al publicar tanto en inglés como en español, puede tender un puente entre los cuidadores de más edad, predominantemente hispanohablantes, y las generaciones más jóvenes, multilingües o anglófonas.

“El joven de primera generación puede obtener los conocimientos en su lengua materna para seguir creciendo mientras aprende inglés, y los padres pueden apoyar al joven y sus objetivos para alcanzar su máximo potencial”, dijo Chizick-Agüero en una entrevista con AL DÍA.

“Empodera a los padres con consejos de profesionales universitarios, gente de admisiones que forma parte de la sección de preparación universitaria de la revista. Así, el padre o el abuelo cuidador de habla hispana tiene el conocimiento para apoyar a su hijo o nieto en sus búsquedas, de tal forma que se tiende un puente entre culturas”, continuó.

Para los estudiantes que aprenden español o inglés, la revista es un recurso útil para mejorar su comprensión de cada idioma.

Con un espacio para que los estudiantes compartan lo que han creado y se expresen, la revista ha sido aprovechada al máximo. Un ejemplo de ello fue la lectura colaborativa de poesía realizada por tres estudiantes durante la celebración del último lanzamiento de Motivos para la edición Freedom, el 11 de febrero.

“Creo que este mundo va tan deprisa, que escribir nos ayuda a hacer una pausa y reflexionar”, explicó Chizick-Agüero. Para ella, “los alumnos también lo han dicho: les ayuda a poner sus pensamientos por escrito, luego pueden leerlos, reescribirlos y editarlos. Pueden decirlos en voz alta y sentirse más seguros de cómo se sienten o de sus propios deseos y sueños”.

Entre las oportunidades que vienen en las páginas de Motivos, Chizick-Agüero pretende ir más allá a la hora de proporcionar experiencias que puedan ampliar su perspectiva y enfoque de vida.

Primeras exploraciones

Para Chizick-Agüero, la educación ha sido un elemento básico en su vida y el principal motor para salvar las diferencias entre las personas.

De niña, le fascinaban Japón, los poemas haiku y la papiroflexia, y ahorraba dinero para comprar un libro de origami y sumergirse en su alegría. Gracias a su dedicación, uno de sus haikus se publicó en un pequeño libro recopilado por su profesora de cuarto año. Otro poema fue seleccionado para publicarse en el boletín de una iglesia nacional.

Pero la oportunidad para la joven Chizick-Agüero llegó en el instituto, cuando sintió que su profesor de estudios globales dedicaba tiempo a enseñar sobre China, pero había pasado por alto Japón.

“En retrospectiva, me doy cuenta de que fue probablemente en ese entonces cuando me di cuenta de que la gente en el poder, en las mesas de toma de decisiones, filtra el acceso al conocimiento y enmarca la información que recibimos”, recordó.

Cuando tenía 17 años, decidió tomar la iniciativa en su experiencia de aprendizaje: solicitó y ganó una beca completa sobre la que había leído en un boletín. Así, entró en un programa de intercambio A.F.S. en su último año en la escuela y se trasladó a Japón.

Todas las clases se impartían en japonés, pero para facilitarle la transición, se la asignó a una clase de español y se le asignaron profesores que hablaban algo de inglés para ayudarla a cumplir los requisitos de graduación del instituto estadounidense.

Cuando regresó, siguió asistiendo a cursos de japonés en la Universidad de Cornell, para mantenerse en contacto con los amigos que había hecho durante su estancia en Japón.

Chizick-Agüero contrastó su experiencia de aprendizaje en Japón con la de una adolescente puertorriqueña de 15 años recién mudada a Filadelfia, a la que había ayudado como voluntaria en la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), durante su Máster en Estudios Biculturales Bilingües en Español del Caribe

A pesar de sus aptitudes, al ser examinada en inglés en lugar de en español, sus resultados la llevaron a un programa de educación especial, un marcado contraste con las adaptaciones que Chizick-Agüero recibió en Japón.

Su propio impulso de ir a la fuente de origen para aprender, así como los viajes al extranjero, es algo que intenta inculcarles a los jóvenes que la rodean: no aceptar las respuestas de los libros de texto o la información filtrada y, en su lugar, averiguar la verdad por sí mismos.

Ampliar sus horizontes

En el instituto, Chizick-Agüero recuerda haber hablado con un orientador sobre opciones profesionales: las dos principales eran convertirse en empresaria o trabajar para una revista.

Al salir de la universidad, trabajó para la revista Horticulture de Boston. Ahora, con Motivos ha logrado sus dos objetivos: trabajar para una revista y lanzar su propio negocio.

Con muchos jóvenes escritores trabajando juntos para crear la revista, Chizick-Agüero les brinda consejos, anima y guía para que exploren y experimenten cosas que de otro modo nunca habrían hecho.

Basándose en sus propias experiencias como viajera, ha tratado de ofrecer oportunidades a estos jóvenes para que amplíen sus horizontes, dando prioridad a experiencias tangibles en las que ellos mismos puedan involucrarse.

“Si hubiera dinero para invertir en los niños, los llevaría de excursión, los haría viajar, los expondría a algo fuera de su zona de confort, de modo que estuvieran cognitivamente comprometidos y aprendiendo, absorbiendo cada minuto”, explicó.

Una de esas oportunidades que Chizick-Agüero brindó a sus miembros fue llevarlos a Honduras para ayudar en la construcción de escuelas. Otra fue la creación del Programa de Embajadores de Medios Bilingües Motivos, para llevar a los miembros del equipo a Colombia, para un proyecto de servicio de intercambio cultural de dos semanas.

Entre los contenidos de la revista hay relatos, ilustraciones, fotografías y poemas creados por los estudiantes. En sus páginas, los jóvenes pueden lograr sus primeras publicaciones, algo que supone un gran paso en su carrera.

Cuando los adultos leen la revista, aprenden sobre la generación más joven: quiénes son, qué quieren y por qué lo quieren. Para los educadores, la revista ofrece recursos que pueden utilizar para apoyar a sus alumnos.

Pero los recursos no son lo único que Chizick-Agüero trata de proporcionar mientras se esfuerza por convertirse en alguien que tienda puentes entre quienes la rodean.

En conexión con la cultura

A Chizick-Agüero siempre le ha interesado el intercambio cultural, la creación de vínculos entre las personas y la superación de las diferencias entre distintos grupos, sean culturales, generacionales o lingüísticas.

“Trato de aprovechar el poder de los medios de comunicación para elevar e inspirar, para extender las mentes y los corazones, para profundizar la empatía y crear confianza. Cuanto más nos conozcamos por encima de las diferencias culturales, más fuerte será nuestra comunidad y más empatía sentiremos”, afirmó.

Además, indicó que “el contenido de la revista va a profundizar en la capacidad de escucha, pues tienes la oportunidad de explorar la mente de personas que no son como tú”.

Al igual que aprendió japonés para relacionarse con quienes la rodeaban, Chizick-Agüero tuvo que buscar la manera de aprender español. Aunque su madre es hispana, nunca le enseñaron español.

El abuelo de Chizick-Agüero fue discriminado por hablar español, lo que lo llevó a no enseñar el idioma a su hija, dejando a su nieta la iniciativa de aprenderlo y conectar con su herencia hispana por su propia cuenta.

Al reunir a personas con historias, culturas y experiencias diferentes, Chizick-Agüero ha creado un lugar donde la gente puede compartir información e intercambiar ideas, educándose mutuamente sobre quiénes son y qué pueden aportar unos a otros, cruzando barreras para conectar.

“Si alguien menosprecia el acento o la lengua de otra persona, también está menospreciando su cultura”, advirtió Chizick-Agüero. “Si menosprecias la cultura de alguien, estás menospreciando su identidad. Eso le pasó a mi abuelo. Si rebajas su identidad, rebajas su autoestima”, manifestó.

Por eso, concluyó que “construir la lengua construye la cultura, construye la autoestima, construye la confianza para avanzar en la dirección de tus sueños”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link