LIVE STREAMING
UCB gate.
Los latinos representan el 20% de la población estudiantil de la UCB. Crédito de la foto: John Morgan.

La Universidad de California en Berkeley aspira a convertirse en una institución al servicio de los hispanos en 2027

El Director de la Oficina de Estudiantes Chicanx/Latinx de la UCB comenta los esfuerzos que se han realizado.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Diversos condados de PA

Diciembre 06, 2022

Promotora de la diversidad

Diciembre 05, 2022

Recortes en Cabrini

Diciembre 05, 2022

Recurso aceptado

Diciembre 05, 2022

Escuelas con examen opcional

Diciembre 05, 2022

PSU fusiona el Derecho

Diciembre 05, 2022

Comida boricua en la PSU

Diciembre 01, 2022

Estudiantes atletas latinos

Noviembre 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Apasionada por lo que hace y convencida de que la educación es un derecho humano, Lupe Gallegos-Díaz ha sido la Directora de la Oficina de Estudiantes Chicanos/Latinos de la Universidad de California en Berkeley (UCB) durante 25 años. Su compromiso en este puesto es ayudar a los estudiantes latinos a completar sus sueños de educación. 

Como muchos de ellos son también personas de color, Gallegos-Díaz trabaja para que tengan una buena experiencia en la UCB. Cuando no puede ayudar directamente a los estudiantes, hace esfuerzos como administradora para crear los recursos que necesitan para lograr su título. 

"Mi trabajo no es sólo conseguir que los estudiantes chicanos y latinos entren en Berkeley, sino asegurarme de que salgan adelante", dijo. 

Muy involucrada en la comunidad que se cruza en el trabajo que hace con los estudiantes, Gallegos-Díaz ha servido en una variedad de comités, siempre asesorando y abogando por los derechos educativos y económicos de los estudiantes Chicanx/Latinx. También es actualmente la presidenta de la Fundación Chicana Latina, que promueve el desarrollo profesional y de liderazgo de las latinas. 

Contando con la experiencia de Gallegos-Díaz, la UCB se ha comprometido a convertirse en una institución de servicio a los hispanos (HSI) para 2027, con el objetivo de alcanzar un 25% de estudiantes latinos. Ahora, apenas representan el 20%, pero Gallegos-Díaz es optimista sobre el futuro. Ubicada en un estado con un 40% de latinos, según el Censo de Estados Unidos de 2020, Gallegos-Díaz cree que la institución se está moviendo en la dirección correcta. 

Debido a que ha estado trabajando en la UCB durante tanto tiempo, Gallegos-Díaz dijo que pudo ver los cambios en el campus a lo largo de los años. Uno importante fue antes y después de la iniciativa 209 -una enmienda constitucional estatal, aprobada en 1996, que prohíbe la discriminación o el trato preferencial por motivos de raza, etnia y género en el empleo público, la educación y la contratación. Aunque la iniciativa pretendía reducir la discriminación, no fue así. Las cifras anteriores aumentaban para los latinos, en torno al 18%; pero cuando llegó la 209, esas cifras se redujeron casi a la mitad, en torno al 10%.  

Una fuerte y conservadora oleada de comentarios acompañó también a la iniciativa. Gallegos-Díaz dijo que recibió llamadas diciendo que su oficina no debería existir. En 2010, no sólo la UCB, sino otras universidades de la Bahía de San Francisco, recibieron cartas de odio por trabajar con latinos, inmigrantes e indocumentados. 

Su trabajo a lo largo de los años ha sido aumentar el número de latinos en el campus, para que los futuros estudiantes sientan que pueden solicitar y pertenecer a la universidad. Los antiguos alumnos también forman parte de la ecuación, ya que Gallegos-Díaz los integra en su trabajo. Además de establecer contactos, ayuda a los estudiantes a tener una visión de sí mismos y de lo que pueden lograr. 

"Ellos [los estudiantes] necesitan ver a gente como ellos mismos", dijo. 

Cada cinco años, la UCB, en colaboración con la Asociación de Antiguos Alumnos Chicanos Latinos de la UCB, organiza un evento de tres días llamado Latinx Legacy Weekend, para celebrar y reunir a antiguos alumnos y estudiantes para establecer contactos. El evento, que se celebra en octubre de este año, reúne a más de mil ex alumnos. En los años en los que no se celebra, la Oficina Chicanx/Latinx realiza un evento llamado Sharing Wisdom Across Generations (SWAG), que es una pequeña conferencia con paneles de antiguos alumnos en los que los estudiantes pueden participar. Este tipo de iniciativas hacen que los estudiantes actuales vean lo que se ha hecho y lo que pueden lograr.   

Además de la importancia de conectar con los antiguos alumnos, compartir información es una de las estrategias más importantes a la hora de reclutar nuevos estudiantes, y los diferentes idiomas pueden ser una barrera a la hora de intentar comunicarse - con un 60% a 70% de origen mexicano en California, muchos futuros estudiantes y sus familias tienen el español como primera lengua. Para resolver este problema, las orientaciones de Familia se crearon en español para atender las necesidades de esta población. 

"Queremos ayudar a la transición no sólo de los estudiantes, sino también de la familia", dijo Gallegos-Díaz. "Cuando trabajas con un estudiante cuya unidad es una familia, tienes que entender que tiene un impacto mayor en la comunidad".

Con el objetivo de librar a la UCB de todas las formas de racismo y sexismo, la institución cuenta ahora con la Oficina de Diversidad, Equidad, Inclusión y Pertenencia (DEIB), que es bastante nueva, ya que se creó hace unos 15 años. Sin embargo, Gallegos-Díaz destaca otros esfuerzos que se han hecho durante años por la misma causa. Su oficina comenzó en 1991, pero dice que todo se remonta a los movimientos sociopolíticos de mediados del siglo XX, que llevaron a la fundación de los Estudios Étnicos. 

"A lo largo de los años, todos mis colegas [de los departamentos de Estudios Africanos, Asiáticos, del Pacífico y de los Nativos Americanos; el Centro Multicultural y el Centro de Equidad de Género] se han unido para abordar los problemas bajo la División de Equidad e Inclusión [DEIB]", dijo (Gallegos ) Díaz.  

Centrándose en el público objetivo de Gallegos-Díaz, en septiembre se abrirá un nuevo centro de estudiantes latinos en la universidad, para que los estudiantes puedan crear una comunidad y compartir información. Principalmente posible gracias al activismo de los estudiantes y a un donante de ex alumnos latinos, el nuevo espacio tendrá música, comida y recursos, con el objetivo de acoger a tanta gente como sea posible. 

"El espacio es muy importante porque habla de crear una comunidad y de reunir varias identidades en el campus", añadió Gallegos-Diaz.  

Para ella, lo siguiente que debe ocurrir en este viaje para aumentar el número de latinos en el campus son las prioridades de financiación; y tener un liderazgo en la cima ayuda, especialmente con el nuevo vicerrector de la UCB para la División de Equidad e Inclusión que es puertorriqueño. 

La financiación de iniciativas más intencionadas para atraer a los estudiantes latinos suele estar relacionada con la comunidad, ya que Gallegos-Díaz destaca la importancia del primer contacto con las familias de los estudiantes. Las orientaciones en español, o en otros idiomas, así como que los estudiantes se vean representados en los reclutadores son cosas que importan a la hora de intentar que los estudiantes se sientan bienvenidos. 

Están en buenas manos es el mensaje que los reclutadores quieren transmitir a los padres, que a menudo tienen dificultades para dejar que sus hijos e hijas se muden lejos. Al acercarse a la comunidad, Gallegos-Díaz quiere crear una relación de confianza que permita a los estudiantes prosperar. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link