LIVE STREAMING
Foto: Cortesía
Nayeli solía ser la única mujer en sus cursos de finanzas. Foto: Cortesía

Movilidad económica para los niños ecuatorianos

La estudiante universitaria Nayeli Picón desarrolla el Proyecto Dalia, una organización educativa sin ánimo de lucro para comunidades de bajos ingresos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Legado preservado

Noviembre 05, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Hija de padres inmigrantes, un padre ecuatoriano y una madre hondureña, Nayeli Picón se desenvuelve en el mundo académico al tiempo que lanza su organización educativa sin ánimo de lucro. Se trata del Proyecto Dalia, que ofrece a las comunidades y niños ecuatorianos de bajos ingresos oportunidades educativas para insertarse en el mercado.

Picón es estudiante de primera generación y cursa último año en la Universidad La Salle, con una doble especialización en Comercio Internacional y Finanzas. Es la presidenta de la Organización de Estudiantes Latinoamericanos (OLAS), que promueve el conocimiento y la comprensión de la cultura latinoamericana, y es miembro del Programa de Liderazgo Business Fellows. 

La neoyorquina ingresó en Beta Gamma Sigma, la sociedad de honor de negocios internacionales de La Salle. Consiguió en Johnson & Johnson su primera experiencia en el mundo empresarial con unas prácticas como Global Functions Finance Co-Op.

Nayeli comparte más de su historia en una entrevista con AL DÍA.

La Salle

Cuando estaba en la escuela, sabía que quería estudiar negocios, así que durante su proceso de selección se centró en universidades con programas de negocios internacionales. La Salle fue la primera que visitó y se dio cuenta de que prosperaría en un entorno más pequeño. Finalmente, decidió solicitar plaza en la universidad, por su proporción de 13 estudiantes por profesor.

“Me pareció que había más diversidad en comparación con las otras universidades a las que quería ir”, admite.

Señala que no es necesario saber qué carrera se quiere seguir mientras se está en la universidad, algo de lo que se dio cuenta después de hacer algunos cursos de finanzas y decidir cursar finanzas como una especialidad adicional.

Como presidenta de OLAS, se centra en promover la diversidad y la concientización en el campus. Este papel le ha permitido desarrollar habilidades de liderazgo y aprender su estilo de liderazgo. OLAS es una organización inclusiva que acoge a estudiantes dispuestos a aprender y celebrar la cultura latina. Añade que aquellos interesados en aprender español y que quieran practicar su español son bienvenidos a unirse.

Nayeli también es miembro del Programa de Liderazgo Business Fellows, que le permitió obtener su primera experiencia corporativa como becaria en Johnson & Johnson. Solicitó las prácticas durante la pandemia y pudo “experimentar una cultura de empresa en la que se respeta y celebra la diversidad”, como asegura. Recibió una oferta para ampliar sus prácticas, aceptó y trabajó con J&J durante un año. Esto reafirmó que finanzas era la carrera adecuada para ella, pero no en el sector sanitario.

“Disfruté de las oportunidades de aprendizaje y de los contactos que pude establecer”, subraya y admite que su experiencia en J&J le inspiró para fundar Proyecto Dalia, organización sin ánimo de lucro.

Proyecto Dalia

Nayeli se inspiró en su difunta abuela, Elia, y en su primo, Davis, ambos fallecidos por cáncer. Combinó sus nombres y creó Proyecto Dalia. Influenciada por el legado de Elia, defensora de la educación y educadora que formaba a comunidades de bajos ingresos, se sintió obligada a impartir el cambio en Ecuador, un estudiante a la vez.

“He viajado a Ecuador varias veces y he visto las diferentes realidades de las personas allí. Siempre he tenido ese impulso de hacer algo más grande que solo ir, de tratar de ayudarlos de cualquier manera”.

En noviembre del 2022, Proyecto Dalia se asoció con diferentes organizaciones sin ánimo de lucro y organizaciones de Ecuador para prestar servicios, desde colectas de juguetes y chequeos médicos hasta reparticiones de kits de comida. Esto le permitió establecerse en diferentes comunidades mientras intentaba formar un equipo que apoyara su visión. Aunque estos servicios no estaban relacionados con la educación, permitieron a Picón conectarse con familias de bajos ingresos y darse cuenta de lo importante que era para ella apoyar a la comunidad.

“Primero, quiero navegar y ver qué necesito para aprender sobre ello y establecer conexiones”, comentó.

Nayeli prevé poder financiar el material escolar de los estudiantes de bajos ingresos, proporcionar ayuda para costear los uniformes escolares y, con el tiempo, facilitar una educación de alta calidad en Ecuador.

Picón aún se encuentra en las primeras fases de su organización sin ánimo de lucro, pero está trabajando para establecer y adquirir patrocinios estadounidenses que le permitan a alguien en Estados Unidos apadrinar a un niño en Ecuador. 

Aunque Ecuador tiene un sistema educativo público y privado, el sistema público está financiado por el Gobierno y se encuentra en malas condiciones. Por eso, Picón espera poder trasladar a los estudiantes a escuelas privadas donde tengan acceso a una educación de alta calidad.
 

No tengas miedo de alzar la voz en una profesión dominada por los hombres.

00:00 / 00:00
Ads destiny link