LIVE STREAMING
Foto: Cortesía
Filimón participó en el proyecto Colorado Building Workshop en la Antártida. Foto: Cortesía

Un refugio ecológico construido en la Antártida

Filimón Álvarez, exalumno mexicano de CU Denver, comparte su experiencia en la construcción de viviendas y laboratorios para científicos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Legado preservado

Noviembre 05, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En busca del sueño americano, Filimón Álvarez se trasladó a Aurora (Colorado). Nacido en Zacatecas (México), después de terminar el bachillerato y pensando en cómo pagar la universidad, este estudiante de bajos ingresos se alistó en los Marines de Estados Unidos.

“Sentí que podía devolver algo al país que le ofreció a mi familia una vida mejor”, dijo.  

Álvarez pasó ocho años en el Ejército, sirviendo en la guerra de Irak (Operación Libertad Iraquí) y en la guerra de Afganistán (Operación Libertad Duradera). Se retiró en el 2014 para ayudar a su familia mientras su padre estaba enfermo.

Explica que, al no querer ser “estereotipado como un simple trabajador de la construcción”, tras dejar el Ejército decidió obtener una educación superior en el Community College of Aurora, donde se destacó académicamente. Pudo trasladarse a la Universidad de Colorado Denver (CU Denver), donde se convirtió en el primer graduado universitario de su familia.

“Un logro significativo del que me siento increíblemente orgulloso”, señaló Álvarez, luego de recibir el premio Alpha Rho Chi, que se concede a los estudiantes egresados de una escuela de arquitectura que han demostrado liderazgo y realizado un servicio voluntarioso para la escuela y el departamento. Según manifestó, es “un testimonio de mi dedicación y trabajo duro, que me motiva a seguir superando mis límites y a luchar por la excelencia”.

Hoy trabaja para Alan Ford Architects y está especializado en el diseño de espacios educativos para alumnos de preescolar a grado 12 que inspiren creatividad e innovación en los niños. Para Álvarez, la arquitectura es “una forma de devolver algo a la comunidad y crear espacios que marquen la diferencia en la vida de las personas”.

Actualmente, estudia para obtener la licencia de arquitecto, y atribuye gran parte de su éxito a sus profesores, “que creyeron en mí y vieron mi potencial”.

Álvarez es padre de dos niños pequeños, de uno y cinco años, y está decidido a darles ejemplo e inspirarlos para que persigan sus sueños: le entusiasma seguir teniendo un impacto positivo en la comunidad y más allá de ella.

Filimón admite tener una carrera académica “un poco fuera de lo común”, ya que comenzó la universidad a la edad de 26 años y, poco después, se transfirió a UC Denver, donde obtuvo una Licenciatura en Arquitectura, en mayo del 2018, para luego adquirir una Maestría en Arquitectura en la misma universidad, en mayo del 2020.

Construcción fuera de la red en la Antártida

La División de Investigación de Ecosistemas Antárticos, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés), Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NOAA Fisheries), situada en el Centro de Pesquerías del Suroeste (SWFSC), lleva realizando evaluaciones de ecosistemas desde 1986.

En el 2021, NOAA Fisheries adjudicó un contrato para la sustitución de las instalaciones de Cabo Shirreff, ahora llamado Holt Watters Field Camp. El programa Colorado Building Workshop, de la CU Denver, permitió a los estudiantes que cursaban un Máster en Arquitectura diseñar los primeros edificios (Fase I). Fueron construidos en el campus de la CU Denver en 19 semanas por 22 estudiantes graduados (40 % mujeres), bajo la dirección de Rick Sommerfeld, profesor asociado de la Facultad de Arquitectura y Planificación. 

Según Filimón, de los 40 estudiantes candidatos solo siete fueron elegidos, y él fue uno de ellos.

El proyecto consistía en diseñar y construir edificios ecológicos para mejorar las condiciones de vida de entre cuatro y ocho científicos especialistas en medioambiente en rotación de la NOAA Fisheries, que investigan la dinámica de población, el comportamiento, la dieta y la supervivencia de las aves marinas y los pinnípedos antárticos. Los científicos pasan de cuatro a cinco meses investigando. Filimón fue uno de los miembros que ayudaron en el reensamblaje en la Antártida.

Los materiales se enviaron a la Antártida para su reensamblaje. Se trató de una zona habitable con cocina en un edificio, espacio personal y dormitorios en otro edificio. Fue un proceso de 30 días para volver a montar la construcción resistente a la intemperie, con un sistema de alimentación fuera de la red. Se utilizaron paneles de aislamiento estructural para las paredes, suelos y techos, por su capacidad de aislamiento estructural y su facilidad de construcción. Teniendo en cuenta el duro clima de la Antártida, los edificios están equipados para recoger el agua de lluvia y tienen energía fotovoltaica.

“Algunas de las características del diseño son la entrada por un vestíbulo, los dormitorios, el espacio de almacenamiento personal, una cocina abierta de última generación y zonas de almacenamiento de alimentos, además de ventanas colocadas deliberadamente para captar impresionantes vistas de ballenas jorobadas, focas y pingüinos”, informó CU Denver News.

Según el testimonio de Rick Sommerfeld, profesor asociado de la Facultad de Arquitectura y Planificación, “tener un alumnado diverso […] aporta un valor inmenso al programa del Taller de Construcción de Colorado y al campo. Garantiza la representación de múltiples perspectivas y experiencias, lo que conduce a un enfoque más holístico del diseño, que satisface mejor las necesidades de todas las comunidades. También crea un entorno de aprendizaje más inclusivo y equitativo, que prepara a los estudiantes para ser arquitectos reflexivos, culturalmente responsables y socialmente comprometidos”.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link