LIVE STREAMING
Odúbel "El Torito" Herrera es el cuarto atleta profesional latino mejor pagado en Filadelfia. (Peter Fitzpatrick)

Top 10 atletas latinos mejor pagados en Filadelfia

El peso de los beisbolistas de sangre hispana en los Filis ha elevado las nóminas de los deportistas latinos a cotas insospechadas.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Luto en Colombia

Septiembre 15, 2023

Piñatas para todos

Septiembre 13, 2023

Un latino en las estrellas

Septiembre 13, 2023

El G.O.A.T. llega a Fili

Agosto 13, 2023

In Unison exposición

Agosto 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Jamás en la historia de nuestra ciudad, hubiéramos imaginado que la cotización de los deportistas latinos fuera tan alta. Esta temporada, más que nunca, los Filis han apostado por este tipo de jugadores. Los resultados son impresionantes. La nómina de los beisbolistas procedentes de Latinoamérica no solo se ha catapultado hasta cotas históricas, sino que, además, los resultados sobre el terreno de juego son espectaculares: tras seis años consecutivos en las catacumbas del Este de la Liga Nacional, Filadelfia pelea codo con codo con Atlanta y Washington por la corona de la división.

Latinos al poder

La emergente fuerza latina surgida en Filadelfia en temporadas recientes, liderada por los venezolanos César Hernández (segunda base) y el jardinero central Odúbel “El Torito” Herrera y los dominicanos Maikel Franco (tercera base) y el relevista Héctor Neris, fue reforzada espectacularmente en invierno por el joven director general Matt Klentak, quien por cierto nació el año en que los Filis conquistaron su primera Serie Mundial (1980). Klentak apostó como principales refuerzos por dos beisbolistas cuya sangre latina corre por sus venas. El fenomenal lanzador Jake Arrieta y el afamado primera base Carlos Santana. Entre ellos copan más del 40% de la nómina de jugadores del equipo. Con sus adquisiciones, los beisbolistas nacidos en Latinoamérica o de origen latino pasaron a ocupar más del 57% del salario total de los Filis.

¡Sí, el 57%! Sin lugar a dudas un hecho sin precedentes en la historia del deporte de nuestra ciudad, una cifra que de solo pensarla nos deja a todos boquiabiertos. Poner las cosas en perspectiva y ver la relevancia de este dato es muy sencillo. Los Filis luchan esta temporada por recuperar su cetro divisional, soñando con ganar su tercera Serie Mundial. Si nos vamos a las campañas en que Filadelfia ganó el Clásico de Otoño (1980 y 2008), podemos constatar que la presencia latina en aquellos equipos era prácticamente simbólica.

En 1980, solo el segunda base venezolano Manny Trillo se contaba entre los titulares, pero su remuneración (375,000 dólares) no estaba ni entre las cinco más altas del club. Otros latinos, como los puertorriqueños Luis Aguayo, Orlando Isales y Ozzie Virgil, tenían que contestarse con el salario mínimo de las grandes ligas, que en aquellos momentos estaba en 30,000 dólares.  

La temporada 2008 el protagonismo también fue muy reducido, aunque los dos latinos de la plantilla jugaron un papel determinante en el quinto y decisivo partido de la Serie Mundial ante Tampa Bay. El tercera base dominicano Pedro Feliz, con una remuneración anual de 3 millones de dólares, impulsó la carrera de la victoria, y el relevista puertorriqueño J.C. Romero, que ganaba 250,000 dólares más que Feliz, se apuntó la victoria para terminar la serie con una marca de 2-0. Entre los dos, no alcanzaban ni el 5% de la nómina total del club.

El nieto de un boricua cobra más que el CEO de Comcast

El movimiento en el mercado realizado por parte de Filadelfia dejó claro que el equipo apuntaba más alto en 2018 que en los recientes años que los fanáticos prefieren olvidar. Klentak supo moverse y se aseguró la contratación de Arrieta, uno de los agentes libres más cotizados del mercado, que acabó firmando un contrato de tres años que le reportará un total de 30 millones de dólares en su primera temporada con los Filis. Con esta cifra, el nuevo abridor de Filadelfia no solo se convirtió en el jugador mejor pagado de la historia del club y cuarto mejor de las Ligas Mayores (primero de origen latino empatado con los ilustres veteranos Miguel Cabrera y Albert Pujols), sino que superó la cifra alcanzada por el CEO de Comcast Brian Roberts, quien, según las listas fiscales de la propia compañía, cobró 27,376,177 durante el ejercicio 2017.

La presencia de Arrieta, ganador en 2015 del trofeo Cy Young de la Liga Nacional cuando defendía los colores de los Cachorros de Chicago, ha prendido la chispa en el equipo, bajo la dirección del nuevo manager Gabe Kapler. Arrieta ha dado estabilidad a un staff de abridores que están funcionando a la perfección y en el que el diestro de origen puertorriqueño tiene un porcentaje de carreras limpias recibidas de 3.23.

Bedoya, único representante del Union

Nueve de los diez deportistas que integran la lista pertenecen a los Filis. El otro es el centrocampista de origen colombiano, Alejandro Bedoya, bastión del equipo de soccer de Filadelfia. Bedoya, un jugador sólido que ha sido internacional con Estados Unidos en 52 ocasiones, incluyendo la Copa del Mundo de 2014, dejó el Nantes francés para convertirse en el referente del Union en agosto de 2016.

En ocho temporadas ya en la MLS, Filadelfia no ha podido ensamblar un equipo que aspire a lo más alto del soccer estadounidense. El Union solo ha participado dos veces en los playoffs, sin poder superar una sola eliminatoria, y jamás se ha clasificado para la Champions League de CONCACAF. Es cierto que ha llegado en dos ocasiones a la final de la Copa Abierta (perdiendo las dos en 2014 y 2015), pero quizá el Union tendría que mirar a los Filis e intentar involucrar más futbolistas con sangre latina en sus filas. Los resultados positivos no se harían esperar. El soccer que se juegan al sur de los Estados Unidos posee uno de los niveles más altos de todo el planeta.

Jake Arrieta

El 12 de marzo de 2018 Filadelfia firmó por tres temporadas al lanzador diestro. La totalidad del contrato reportará a Arrieta $75,000,000 de dólares (30 en 2018, 25 en 2019 y 20 en 2020). De esta manera, el fenomenal abridor se convierte en el jugador que más dinero percibirá en una temporada en la historia de los Filis. Arrieta, uno de los agentes libres más cotizados disponibles en el mercado, acabó optando por la ciudad del amor fraternal. El lanzador, que tiene sangre latina en sus venas, ya que uno de sus abuelos nació en Bayamón, Puerto Rico, debutó en las Ligas Mayores con los Orioles de Baltimore en 2010. Sin embargo, explotó con los Cachorros de Chicago, con quienes ganó el trofeo Cy Young, otorgado al mejor lanzador de la Liga Nacional, tras una campaña 2015 casi perfecta en la que ganó 22 juegos y perdió 6, registrando un impresionante promedio de carreras limpias permitidas de únicamente 1.77. En 2016, su labor fue fundamental, ganando el segundo y el sexto partido, para permitir que los Cachorros conquistaran la primera Serie Mundial de sus 108 años de historia. Arrieta nació en Farmington, Misuri, el 6 de marzo de 1986, pero la selección de Puerto Rico lo llamó para representarla en el Clásico Mundial de 2017, debido a sus raíces boricuas. Al respecto, el astro comentó: “es un honor que me lo pidan”. Finalmente, no acudió a la cita con ninguna selección debido al exceso de trabajo realizado durante la temporada.

 Carlos Santana

Tras ocho temporadas con Cleveland, Santana se convirtió en agente libre. Fue contratado en diciembre por los Filis, con los que llegó a un acuerdo de tres años. Esta temporada percibirá $15 millones de salario base más $3,333,333 como incentivo por firmar. Nacido el 8 de abril de 1986 en Santo Domingo, República Dominicana, es un jugador muy sólido en la alineación por su capacidad para batear de los dos lados del plato.

César Hernández

Natural de Valencia, Venezuela (23 de mayo, 1990), Hernández llegó al sistema de desarrollo de los Filis con solo 16 años. Desde allí ha escalado la escalera del éxito hasta convertirse en uno de los bateadores más consistentes de la liga, con un promedio superior a .280, situación por la que es el primero en el orden de bateo del equipo.  En la actualidad disputa su sexta campaña en las Mayores, buscando alcanzar los 150 hits por tercer año consecutivo.

Odúbel Herrera

Muy pocos jugadores han mejorado tanto en las Ligas Mayores en las últimas temporadas como este beisbolista nacido en San José, Zulia, Venezuela (diciembre 29, 1991). Herrera, que debutó con los Filis en 2015, no solo se ha convertido en uno de los bateadores más temidos, sino que es un excelente defensor, patrullando con seguridad el siempre complicado jardín central. Este año, además del salario base ($3 millones de dólares), recibió un incentivo de $350,000 por firmar su nuevo contrato.

Maikel Franco

Al igual que Hernández y Herrera, Franco únicamente ha jugado con los Filis. Nacido en Azua (agosto 26, 1992), este dominicano tiene un poder especial con el bate, estando en ritmo de superar los 20 jonrones por tercer año consecutivo. Firmó como agente libre internacional con Filadelfia en 2010, por $100,000 dólares. Cuatro años más tarde debutó en las mayores y cuatro después ha multiplicado su remuneración casi por 30 hasta convertirse en el quinto beisbolista mejor pagado del equipo.

Alejandro BedoyaProcedente de una familia de futbolistas colombianos, Bedoya nació en Englewood, Nueva Jersey (abril 29, 1987). Tras crecer en Florida, el jugador decidió probar fortuna en Europa, donde tuvo destacadas actuaciones en las ligas de Suecia, Escocia y Francia, siendo llamado a la selección de Estados Unidos, con la que disputó el Mundial 2014. Dos años más tarde fichó por el Union. Actualmente cobra $1,266,250 ($1,200,000 de salario base más incentivos) y es el segundo jugador mejor pagado del club.

Luis García

Mostrando un enorme espíritu de superación, este dominicano, natural de Santo Domingo (enero 30, 1987), ha triunfado en su segunda etapa en las Ligas Mayores. Después de no contar para Dodgers ni Nacionales (2006-2010) y trabajar como barbero, teniendo como único vínculo con el deporte el enseñar a niños a jugar al béisbol, García llegó en 2013 a Filadelfia, donde se ha hecho con un puesto en el cuerpo de relevistas de los Filis.

Pedro Florimón

Filadelfia es el cuarto destino en las Ligas Mayores en el que juega este trotamundos que atesora una experiencia de ocho años en la máxima expresión del béisbol profesional estadounidense. Nacido en La Romana, República Dominicana (diciembre 10, 1986), Florimón es un excelente recambio para un equipo. Batea de los dos lados del plato y puede ser utilizado en cualquier posición, incluida la de lanzador, donde ha visto acción en dos partidos esta temporada.

Héctor Neris

Una excelente campaña 2017, en la que salvó 26 juegos en 29 oportunidades, permitió al relevista nacido en Villa Altagracia, República Dominicana (junio 14, 1989), meterse en la selecta lista. Sin embargo, las cosas no han funcionado para Neris este año. A pesar de registrar 10 salvamentos, el hecho de fallar en tres y acumular un porcentaje de carreras limpias permitidas altísimo (6.90) ha hecho que los Filis lo envíen a las Ligas Menores.

Vince Velasquez

Nacido en Montclair, California (junio 7, 1992), este bravo beisbolista con raíces mexicanas ha sabido reponerse de una operación de codo para ser uno de los grandes prospectos de los Filis. Velasquez, que inició su carrera en Houston en 2015, llegó a Filadelfia un año después y causó furor inmediatamente. El 16 de abril de 2016, se quedó a solo un ponche (logró 16) del récord del club al derrotar a San Diego, 3-0.

00:00 / 00:00
Ads destiny link