LIVE STREAMING
Foto: elrework.com
Foto: elrework.com

¿Se pueden separar las noticias del arte? El artista Chileno Alfredo Jaar cree que no

La nueva pieza de Alfredo Jaar es un duelo ante las fosas comunes hechas en Nueva York por la pandemia de COVID–19.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Messi y Argentina avanzan

Diciembre 01, 2022

El Tri eliminado

Diciembre 01, 2022

Avances en EE.UU.

Noviembre 30, 2022

Senegal se impone

Noviembre 29, 2022

Canelo contra Messi

Noviembre 29, 2022

Brasil en octavos de final

Noviembre 29, 2022

Mujeres en el fútbol

Noviembre 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En la segunda semana de abril, mientras la pandemia de coronavirus azotaba Nueva York, se hicieron públicas las escalofriantes imágenes de la fosa común que estaba siendo usada para sepultar decenas de cuerpos humanos.

Hart Island ya era el lugar en que habitualmente se enterraban los cuerpos no identificados, que nadie reclamaba o de aquellos cuyas familias no podían cubrir los gastos de entierro.

Según reportó Al Jazeera en su momento, la actividad habitual del campo santo llegaba a 25 entierros a la semana, pero para abril se estaban sepultato esa cantidad de difuntos al día, sin ceremonia alguna, sin nombre ni minuto de silencio.

Este trabajo, además, estaba siendo realizado por presos, muy probablemente de color –como la mayoría de la población carcelaria del país– que estaban enterrando personas seguramente negras o latinas –los dos grupos que sufrieron los golpes más fuertes de la pandemia.

Estos reos recibirían un pago de a penas centavos la hora por la faena: una secuela que aún pervive de la esclavitud.

El panorama no podía hacer más lúgubre y pedía un duelo.

Alfredo Jaar ha hecho seguimiento de las noticias y trabajado a partir de ellas para hacer su obra artística durante toda su carrera. A mediados de los 90, por ejemplo, estaba suscrito a 79 periódicos y revistas. Esto hizo que se enterara del genocidio ocurrido en 1994 en Ruanda y viajara allí para registrarlo.

El resultado fue su obra Hágase la luz. Proyecto Ruanda 1994-1998, una de sus exposiciones más recordadas.

Esta vez, la intervención que hizo a las imágenes del Hart Island recuerdan más a lo que en los réquiems cristianos es la lacrimosa: el llanto.

Jaar tomó el video publicado por la BBC, lo ralentizó y agregó una pieza del laudista tunesino Anouar Brahem. La obra ha sido titulada Between the Heavens and Me.

El video de Alfredo Jaar aún no se ha hecho público, pero la propuesta promete ser un momento de recogimiento y duelo que no solamente es muy necesario ahora, mientras cada cual acepta las pérdidas que le hayan tocado en suerte por la pandemia, cuida de algún ser querido enfermo o intenta recuperarse, sino que con certeza será una imagen a la que regresaremos en los años por venir, cuando miremos atrás e intentemos hacer sentido de este momento histórico.

La cultura, una vez más, nos dará herramientas y consuelo para pensar el mundo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link