LIVE STREAMING
The critically-acclaimed Latina conductor. Photo Courtesy of Lina González-Granados.
La aclamada directora de orquesta latina. Foto cortesía de Lina González-Granados.

La directora de orquesta latina Lina González-Granados debutará en la Ópera de Filadelfia

Habló con AL DÍA sobre su trayectoria y lo que significa para ella su inminente debut como una de las pocas latinas en esta industria.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Rumbo a Sevilla

Septiembre 19, 2023

Una súper estrella mundial

Septiembre 12, 2023

Música latina: un tesoro

Septiembre 07, 2023

Mucho más que exitosas

Agosto 31, 2023

Apoyo al talento latino

Agosto 30, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Lina González-Granados se enamoró de la música muy joven.

La música estaba a su alrededor, ya que solía participar en coros y grupos folclóricos en su Cali natal (Colombia). 

"Y entonces conocí el piano", explica González-Granados en una entrevista con AL DÍA.

Ese instrumento se convirtió en su musa.

Poco a poco, se fue sumergiendo más en la música, hasta que decidió estudiar una posible carrera. 

Tras estudiar en la universidad de su ciudad natal, pronto se dio cuenta de que Bogotá le ofrecería más oportunidades. 

Mientras vivía en la capital colombiana, cambió su especialidad de piano a piano y dirección de orquesta. 

"Empecé a darme cuenta de que en realidad no quería ser pianista, quería hacer algo más", dice. 

González-Granados debutó como directora en 2008 con la Joven Orquesta de Bellas Artes.

"Empecé a dirigir coros y bandas y lo que se me pusiera enfrente, y una vez que Colombia se achicó un poco y vi una oportunidad, me moví", agregó González-Granados.

Llegada a Estados Unidos

González-Granados, que ya había empezado a trabajar como directora de orquesta, se comprometió a más.

Un par de años después de su debut como directora de orquesta, se trasladó de Colombia a Nueva York, donde estudiaba en la prestigiosa Julliard School. 

Mudarse a un nuevo país fue, como ella misma describió, "emocionante, excitante y extraordinariamente duro".

Sin embargo, seguía decidida a triunfar.

González-Granados, que sólo vivió un año en Nueva York, se trasladó más tarde a Boston, donde se estableció durante más de una década. 

En Boston obtuvo un máster en dirección de orquesta y un diploma de postgrado en dirección coral en el Conservatorio de Música de Nueva Inglaterra. A continuación, González-Granados se doctoró en dirección de orquesta por la Universidad de Boston. 

"Fue una experiencia increíble", dice sobre su estancia en Boston. 

Durante esos años, González-Granados empezó a distinguirse como una de las estrellas emergentes de la dirección de orquesta, tanto a nivel nacional como internacional. 

Como directora de orquesta latina -una de las pocas en este ámbito-, González-Granados ha utilizado a menudo su plataforma para destacar obras nuevas y desconocidas de compositores latinoamericanos.

Nueva vida en Filadelfia

Desde 2021, González-Granados reside en Filadelfia. 

El verano pasado fue nombrada directora residente de la Ópera de Los Ángeles, cargo que ocupará durante tres años. 

Anteriormente, también había ocupado puestos como becaria de dirección de la Orquesta de Filadelfia y la Sinfónica de Seattle. 

El 3 de febrero de 2023, el Coro y la Orquesta de la Ópera de Filadelfia volverán al escenario de la Academia de Música. Se espera la asistencia de casi 200 intérpretes. 

Ese día, González-Granados debutará como directora de la Ópera de Filadelfia. 

"Es un gran debut para mí porque es la Academia de Música", dijo González-Granados sobre lo que significa para ella.

"Es el lugar en el que directores de orquesta muy notables han establecido su hogar, y poder entrar en él -que está tan lleno de historia- y hacer una contribución al tejido cultural de la ciudad, es muy significativo para mí".

González-Granados dirigirá dos conciertos: Carmina Burana, de Carl Orff, y Credo, de Margaret Bonds. Los dos están en lados opuestos del espectro, ya que el primero es una de las obras corales más reconocidas de la música clásica, mientras que el segundo es una obra maestra raramente interpretada.

La Ópera de Filadelfia elogia Carmina Burana por captar la atención del público.

"Es una pieza caleidoscópica que exige ser escuchada en directo, ya que los gritos atronadores sobre la inconstancia de la fortuna se transforman en elevadas celebraciones de la primavera y estridentes canciones para beber", escribe.

Al tratarse de una pieza ampliamente conocida y reconocida, González-Granados está deseando dirigirla. 

Credo, una adaptación de un poema en prosa de W.E.B. Du Bois, se describe como "una afirmación de justicia racial, paz y orgullo negro" que "combina las reverentes palabras de Du Bois con la ingeniosa orquestación y el poderoso lenguaje melódico de Bonds".

González-Granados señaló que es un privilegio ser la directora de una pieza de esta naturaleza "en el clima actual, en el que estamos abriendo la conversación para que las minorías sean realmente vistas, escuchadas y valoradas por igual", dijo. 

Cuando echa la vista atrás en su carrera como directora de orquesta y mira hacia el futuro, si hay algo que le produce más alegría y satisfacción es la capacidad de conectar con los demás.

"Siempre es muy profundo y filosófico cuando diriges, pero para mí, cuando puedes estar más en contacto con la comunidad, esos son los momentos en los que siento que mi trabajo está sirviendo para algo", dijo González-Granados.

Ese es su objetivo en su inminente debut en la Ópera de Filadelfia.

00:00 / 00:00
Ads destiny link