LIVE STREAMING
Peachtree
Peachtree

Entra, amigo mío

En "Wombat said Come In", la autora de libros para niños Carmen Agra Deedy se inspira en su propia experiencia como refugiada cubana

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Autorretrato

Enero 30, 2023

Shakira inspira

Enero 30, 2023

¿Quién soy yo?

Enero 24, 2023

Volver a las raíces

Enero 24, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando los incendios fuerzan a cinco animales a abandonar sus hogares, llaman a la puerta de la madriguera de Wombat. Y el bondadoso Wombat les dice a cada uno: "Entra, amigo mío. Entra". En poco tiempo, su pacífica madriguera se convierte en un pandemónium, y cada invitado se apropia de un objeto favorito de Wombat. ¿Qué puede hacer un Wombat de buen corazón? Una vez que termine el incendio, Wombat se sentirá aliviado al volver estar solo. ¿O no?   

Inspirándose en las historias de los incendios forestales australianos, así como en su propia experiencia como refugiada cubana, la autora latina de best-sellers Carmen Agra Deedy ha publicado "Wombat Said Come In" (Peachtree, abril 2022), su último libro para niños, ilustrado por Brian Lies.

"Cuando era pequeña quería ser médico o científica. El inglés me resultaba difícil. También soy disléxica, así que la escritura no estaba en mi radar profesional. Sin embargo, crecí entre grandes narradores cubanos y sureños. Y eso alimentó una historia de amor de por vida", explicó Deedy en una reciente entrevista con AL DIA. 

Nacida en La Habana, Cuba, Deedy es hoy una reconocida autora de libros infantiles, con más de doce títulos publicados y un premio Pura Belpré bajo el brazo. Sus historias suelen ser un reflejo de lo que ocurrió en su infancia como refugiada cubana en Decatur, Georgia, donde emigró su familia siendo ella aún niña. 

"Crecí en una época en la que la infancia en un pueblo pequeño significaba una gran libertad. Mis amigos y yo jugábamos al aire libre durante horas; poníamos monedas de un centavo en las vías del tren, íbamos en bicicleta a la tienda de la esquina a por caramelos, atrapábamos renacuajos en el arroyo y nos daban dolores de barriga tremendos por hartarnos de comer moras de la viña hasta quedar ‘llenos como una garrapata de verano’”, explicó.

En resumen, eran niños asilvestrados. "Y tuve la suerte, supongo, de que mis amigos de la infancia fueran cubanos y sureños. Las diferencias culturales y lingüísticas desaparecían enseguida mientras jugábamos", añadió. 

Agradecimiento sincero

Si hay algo que influyó en sus felices recuerdos de la infancia, fue la ayuda que su familia recibió de la Primera Iglesia Bautista de Decatur. "Había muchas organizaciones que ayudaban a los refugiados cubanos en aquella época. Pedían a las familias de la iglesia que nos esponsorizaran", recuerda. 

La ayuda también llegó en forma de ofertas de empleo, ropa donada, mobiliario y ayuda médica. “Nuestra pequeña ciudad estaba inundada de refugiados traumatizados. Pero el hecho de que tantas personas abrieran sus casas, sus negocios y sus vidas para ayudarnos durante esa época tan complicada sigue siendo una maravilla para mí. Nunca se olvida a los que te ayudan en momentos de gran dificultad". 

Carmen Agra Deedy. Photo: Courtesy of the author
Carmen Agra Deedy. Photo courtesy of the author

Autora de doce libros para niños, entre ellos "14 Cows for America", un bestseller del New York Times, esta vez Deedy eligió como protagonista de su historia a un wombat australiano que abre su hogar a los animales que buscan refugio de un incendio forestal.   

La idea se le ocurrió justo antes de la pandemia, cuando llegaron varias noticias sobre un incendio forestal en Australia. Una de esas noticias iba sobre los wombats. Al parecer, una vez finalizado el incendio, los rescatadores de animales descubrieron que muchos wombats se habían salvado permaneciendo en sus madrigueras... donde no estaban solos. Los tímidos marsupiales habían dejado entrar a otros animales más pequeños para que no se quemaran.

"Como amante de los animales, esta historia me cautivó tanto que empecé a investigar sobre los wombats y otros animales australianos y sus hábitats. Cuanto más leía, más fascinante se volvía la lectura. Al final, supongo que la generosidad de los wombats me hizo pensar en las muchas personas bondadosas que había conocido de niña", explicó. "Mi libro está dedicado a los muchos "wombats" de la pequeña ciudad de Decatur que dijeron "¡Entra!" a mi familia y a tantas otras personas necesitadas”, concluyó la autora.

00:00 / 00:00
Ads destiny link